La terapia cognitivo-conductual (TCC)
Puede ayudar a cambiar la forma en cómo piensas ("cognitivo") y cómo actúas ("conductual"). A diferencia de otras terapias, la TCC se centra en problemas y dificultades del "aquí y ahora", no en el pasado.